2018-Inteligencia artificial

ParAlain Kiyindou

2018-Inteligencia artificial

ONVOCATORIA
Coloquio Comtecdev
DATOS GEOESPACIALES, INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y DESARROLLO
Burdeos, Francia, 14-15 de marzo 2019 

El desarrollo de ciudades inteligentes, drones y otros objetos conectados permite recopilar una gran cantidad de datos que, una vez procesados, participan en lo que se conoce como desarrollo inteligente. Los algoritmos son parte de los sistemas que recopilan y estructuran esta información. También es gracias a estos datos que los robots colaborativos, también llamados cobots, desarrollan su campo de intervención (co-manipulación, exoesqueleto …). Si bien estas prácticas son incipientes en los países en desarrollo, algunos ejemplos muestran que constituyen una palanca para mejorar las condiciones de vida de las personas. Más allá de la destreza técnica, este coloquio pretende abordar la cuestión de la apropiación de estas innovaciones tecnológicas en contextos con infraestructuras débiles. Las reflexiones pueden abarcar todos los campos del desarrollo, desde la agricultura hasta la salud, la educación y la producción industrial. En realidad, se trata de replantear la cuestión de la inteligencia artificial y las relaciones hombre-máquina que, por supuesto, deben definirse con precisión, para abordarla de manera crítica y holística.

Objetivos del coloquio
Este coloquio da continuidad a los trabajos de la Cátedra UNESCO Prácticas emergentes en tecnologías de la información y comunicación para el desarrollo, con los siguientes objetivos:
– cuestionar el desarrollo y uso de las mejores prácticas de la inteligencia artificial por parte de actores económicos, públicos y civiles;
– desarrollar un enfoque crítico para la inteligencia geoespacial, la robótica colaborativa y la inteligencia artificial;
– analizar las evoluciones de las prácticas info-comunicacionales relacionadas con el uso de máquinas de aprendizaje (o aprendizaje automático).

Enfoque epistemológico
La cuestión de la relación hombre-máquina y por extensión de la inteligencia artificial interesa a numerosas disciplinas. Las ciencias humanidades y sociales se centran más en su impacto social y a los aspectos relacionados a la comunicación. Parece legítimo plantear las cuestiones de la comunicación de la inteligencia artificial con los hombres, de vivir juntos con estas nuevas máquinas y especialmente las relaciones con los diversos campos de la comunicación. Los robots conversacionales, periodistas, creativos, serán el foco de nuestras reflexiones. La interrogante es también sobre los cambios en las profesiones y la evolución de las prácticas profesionales.
CComunicación hombre-máquina, robótica colaborativa y economía
Si bien la comunicación humano-máquina se remonta a un largo camino, el aprendizaje automático y el análisis avanzado han acelerado el rápido despliegue de la inteligencia artificial en nuevas áreas y aplicaciones. Es el resultado de una poderosa combinación de disponibilidad de datos, mayor poder de computación y complejidad algorítmica que podrían duplicar las tasas de crecimiento económico para 2035. Los países en desarrollo podrían beneficiarse de un impacto más limitado si las tasas de adopción para las tecnologías de inteligencia artificial fueran más bajas. Cualquiera que sea el campo en cuestión, la aplicación de la inteligencia geoespacial (Geoint) y la robótica colaborativa se refieren económicamente a las nociones de rastreabilidad y optimización: ubicación de sus productos, localización de personal o vehículos, ensamblar partes en un almacén, reducir el transporte o los viajes. Los nuevos procesos de fabricación híbridos, los sensores de Internet of Things y la impresión en 4D se utilizan en los campos industrial, agrícola y médico. El emprendimiento digital, otra de las economías de los países del Sur, no se queda atrás. Pero más allá de estas consideraciones económicas, una de las preguntas fundamentales es cómo las Ciencias de la Información y la Comunicación pueden apropiarse de la noción de inteligencia espacial e integrarla en un enfoque de «comunicación para el desarrollo».

Robótica colaborativa y sociedad
En el plano social, el control del espacio promueve el desarrollo de un nuevo campo de investigación, a saber, la robótica colaborativa que deja entrever una nueva sociedad, en la que los robots se convierten en socios plenos del hombre. Este eje integra los problemas de seguridad, salud y lucha contra la pobreza. En términos de seguridad, se trata de anticipar y gestionar los desastres naturales, para garantizar las verificaciones de identidad más efectivas. Las aplicaciones son numerosas: reconocimiento facial, rastreadores de productos peligrosos, análisis de los indicadores de catástrofes, racionalización del catastro, etc. En el sector de la salud, la inteligencia artificial y la robótica satisfacen las necesidades específicas de los cuidadores. Las aplicaciones desarrolladas enriquecen las prácticas que van desde la profilaxis hasta la rehabilitación a través de la predicción de epidemias, el diagnóstico, el suministro de medicamentos y la lucha contra enfermedades específicas (cáncer, paludismo, etc.).

Robótica educativa
El propósito original de la inteligencia artificial era desarrollar técnicas que simularan la inteligencia humana, es decir, imitar el proceso de razonamiento en sí mismo. En la actualidad, se utiliza para reforzar el aprendizaje y las interacciones de apoyo al alumno facilitando el diagnóstico cognitivo. El trabajo de Keller y Burkman sugiere que los proyectos robóticos serían más atractivos y alentaría a los estudiantes a participar más activamente. Otro objetivo sería reintroducir, a través de la enseñanza de la programación, el aprendizaje de los lenguajes formales y, por lo tanto, de la lógica.

Cuestiones éticas
Cualquiera que sea el campo en cuestión, la aplicación de la inteligencia artificial, relacionada con los big data, plantea cuestiones éticas a nivel filosófico ligadas a la necesidad de preservar las libertades individuales. Del mismo modo, surge la cuestión de la responsabilidad y la seguridad jurídica necesarias cuando la agencia humana es reemplazada por las decisiones de los agentes de la inteligencia artificial.
Informaciones prácticas
Las propuestas de ponencias pueden ser presentadas en francés, inglés o español.
La recepción de propuestas de ponencias (4000 caracteres, espacios no incluidos, excluyendo temario y bibliografía + nombre y correo electrónico y dirección postal): 20 de junio de 2018. Enviar a : chaireunescobx(@)gmail.com
Instrucciones científicas: enfatizar los aspectos teóricos, el corpus, la metodología, el estado del arte.
Notificación de aceptación: 5 de septiembre de 2018.
Entrega de textos completos (30,000 caracteres máximo, incluyendo notas y espacios): 20 de enero de 2019.
 
Modalidad de selección: evaluación de propuestas a doble ciego.
Los textos completos también serán sometidos a evaluación para su publicación.
Latarifadeinscripciónesde 100 eurosparadocentes-investigadores, 50 eurosparaestudiantes de doctorado. Incluye una copia de las actas, el almuerzo y los descansos para el café.
La Cátedra UNESCO no cubre el costo del transporte y el alojamiento de los ponentes. La publicación en las actas está condicionada a la participación en el coloquio.
Publication
Todos los artículos aceptados por el comité de selección serán publicados en las actas de la conferencia, si la evaluación del texto final es positiva.

Comité científico
Noble Akam, Université Bordeaux Montaigne ; Rocio Amador-Bautista, Université Nationale Autonome du Mexique ; Kouméalo Anate, Université de Lomé ; Isabel Babo, Université Lusophone de Porto ; Andi Faisal Bakti, Université de Pancasila ; Serge Théophile Balima, Université de Ouagadougou ; Francis Barbey, UCAO ; Emanuelli Paulina Beatriz, Universidad Nacional de Córdoba; Philippe Bonfils, Université de Toulon ; Laurent-Charles Boyomo Assala, Université de Yaoundé ; Bertrand Cabedoche, Université de Grenoble, Kemly Camacho, Université de Costa Rica ; Alain Capo Chichi, CERCO ; Stéphanie Cardoso, Université Bordeaux Montaigne ; Bernard Claverie, Université de Bordeaux ; Etienne Damome, Université Bordeaux Montaigne ; Deni Darmawan, Université de Bandung ; Jean-Chrétien Ekambo, IFASIC ; Raúl Fuentes-Navarro, Université de Guadalajara; Tourya Guaaybess, Université de Loraine, Herrera- Aguilar Miriam, Université Autonoma de Querétaro ; Alain Kiyindou, Université Bordeaux Montaigne ; Denis Lapoire, Université de Bordeaux ; Annie Lenoble-Bart, Université Bordeaux Montaigne ; Vincent Liquète, Université de Bordeaux ; Félix Makosso, Université Marien Ngouabi ; Guardia Marcelo, Université catholique bolivienne ; Théodora Miéré, Université de Versailles Saint-Quentin en Yvelines ; Mingolarra Ibarzabal Jose Antonio, Université du pays basque ; Jamal Eddine Naji, Université de Rabat ; Levi Obonyo, Daystar University ; Charles Okigbo, North Dakota University ; Françoise Paquienséguy, Université de Lyon ; Umaru Paté, Bayero University ; Lucie Rabaovololona, Université d’Antananarivo ; Carmen Rico de Sotelo, Université du Québec à Montréal ; Soufiane Rouissi, Université Bordeaux Montaigne ; Carmen Rodriguez-Wanguemert, Université de la Laguna ; Kim Sawchuck, Concordia University ; Maria Santos-Sainz, Université Bordeaux Montaigne ; Daya Thussu, Université de Westminster ; Philippe Viallon, Université de Strasbourg.

 

http://www.comtecdev.com

À propos de l’auteur

Alain Kiyindou administrator

Aller à la barre d’outils